Semanas

Parto

Los secretos de la epidural

Parto y anestesia epidural son compañeros comunes. Muchas mujeres consideran la epidural como una salvación frente a los dolores de parto, sin embargo, este medicamento también cuenta con multitud detractoras ¿De qué bando estás tú? Conoce a fondo este analgésico y controla tu parto.

La epidural es un tipo de una anestesia regional que elimina las sensaciones y, por tanto, alivia el dolor en la parte inferior del cuerpo de la mamá, mediante la introducción de una anestésico local en el espacio epidural, que bloquea las terminaciones nerviosas. Su uso está extendido tanto en el parto vaginal como en el parto por cesárea; pero, además de durante el parto, la anestesia epidural está indicada en intervenciones en el abdomen, como en operaciones de hernias inguinales, de los testículos o de la vejiga.

Ventajas de la anestesia epidural

1. La epidural alivia por completo el dolor de parto sin bloquear las facultades mentales de la mamá

2. Aunque parte de la medicación administrada a través de la epidural llega al bebé, se trata de una cantidad mucho menor de la que le llegaría por vía intravenosa o por anestesia general

3. La epidural evita la necesidad de aplicar otro anestésico en caso de requerirse el uso de fórceps, extracción del bebé con vacío o episotomía

4. La epidural resulta aconsejable para

  • mamás con toxemia o presión elevada, porque reduce la presión sanguínea
  • mamás con alguna enfermedad pulmonar o cardíaca, porque reduce el trabajo que realizan los pulmones durante el trabajo de parto
  • mamás diabéticas, porque reduce la actividad muscular de las piernas, y de este modo, pueden controlar mejor sus necesidades de insulina y glucosa

5. La epidural permite la participación activa de la mamá en caso de cesárea

6. La epidural tiende a hacer el parto más lento, lo cual puede resultar útil

7. El efecto de la epidural dura cerca de dos horas y es posible reforzarlo o hacer que desaparezca según se acerca el nacimiento

Desventajas de la anestesia epidural

1. La aplicación de la epidural implica un parto medicalizado desde el principio

2. La epidural puede provocar dolor de cabeza, que se puede alargar unas cuantas horas después del nacimiento

3. En caso de utilizar la epidural, hay mayores probabilidades de episotomía y parto con fórceps. La concentración del anestésico puede producir una pérdida de la fuerza muscular en la mamá y de la sensación de las contracciones

4. Al reducir la presión sanguínea, la epidural puede producir mareos y náuseas

5. Los riesgos para el bebé son mínimos, pero la epidural incluye el posible sufrimiento fetal, provocado por la bajada de la tensión arterial materna

©2015 aGravidez.com es una web de Summonpress

Forgot your details?