Semanas

Cuidado del bebé

Diez maneras de calmar el llanto del bebé

Ya sabes que no existe un método infalible para calmar el llanto de tu bebé, vas a ser tú misma la que con la práctica aprenda poco a poco diferentes formas. En este artículo te adelantamos diez de las maneras más eficaces para calmar su llanto.

1. El llanto del bebé responde a una necesidad física o psicológica, por tanto, debes procurar atender a tu bebé cuanto antes. Descarta el mito de que atenderle rápido es malcriarlo. Al contrario, el bebé que es atendido con rapidez, cariño y eficacia llora menos. Pero no olvides dar un poco de tiempo al bebé para que tenga la oportunidad de resolver el problema por sí mismo.

2. Los movimientos con un ritmo regular pueden aliviar el llanto del bebé. Si llora, prueba a acunar a tu bebé, balancearle en su cuna o pasearle en brazos.

3. Los sonidos rítmicos como las nanas, la música suave y los latidos del corazón tranquilizan al bebé. También el ruido del mar, y el de la lavadora o la aspiradora tienen un efecto calmante.

4. Si le duele la barriguita, un masaje abdominal suave es lo más apropiado para tranquilizar a tu bebé y acabar con su llanto. Lo más recomendable es un masaje en posición vertical o con el bebé tumbado, con movimientos rotatorios de sus propias piernas sobre el abdomen.

5. Aprovecha las propiedades relajantes de un buen baño con agua templada. El aseo diario se puede convertir en un momento de diversión para tu bebé, pero también puede ser una fuente de calma, que le permita relajarse y dormir tranquilo.

6. Un abrazo puede calmar el llanto del bebé. También puedes probar a abrazarle a su osito de peluche o a una manta suave.

7. El bebé recién nacido tiende a estar en flexión y busca la protección a su alrededor, como cuando estaba en el útero materno. Puedes intentar calmar el llanto de tu bebé envolviéndolo en una sabanita o una manta ligera, pero siempre teniendo cuidado de dejarle respirar correctamente.

8. La succión del pulgar o del chupete es un método muy bueno para calmar el llanto del bebé. Recuerda que no se debe utilizar el chupete en las primeras semanas de vida para no interferir con la lactancia materna.

9. Si tu bebé está revoltoso, prueba a distraer su atención: colócale delante del espejo para que se vea reflejado en él, muéstrale algún juguete o algún objeto “interesante” de la casa, como libros o las llaves del coche.

10. Si te ves superada por el lloro del bebé, no pierdas los nervios, pues esto sólo empeora las cosas y acabarás contagiando tu nerviosismo y frustración al bebé. Busca ayuda y tómate un descanso.

©2015 aGravidez.com es una web de Summonpress

Forgot your details?